Los agentes de la Guardia Civil ponen fin a una docena de robos en varias urbanizaciones de Chiclana con la detención de dos individuos, y su ingreso en prisión. Ambos son viejos conocidos de los agentes por hechos similares en la zona, ya que uno es vecino de Chiclana y otro de Conil.

 

La Guardia Civil detiene a un vecino de Conil y a otro de Chiclana, acusados que realizar una docena de robos en la localidad chiclanera. Y decretando su ingreso en prisión tras ser puestos a disposición judicial. Aunque en esta operación, hay una tercera persona implicada, como colaborador necesario, del que no se conocen más detalles.

Estos robos que se producían durante los meses de enero y febrero, y que tenían lugar incluso cuando los propietarios o inquilinos de estas viviendas se encontraban en el interior de las mismas. Produciéndose además en varias urbanizaciones de la localidad chiclanera, y haciendo saltar todas las alarmas desde el comienzo de este año 2024.

Además, se trata de robos muy variados en los que sustraían joyas, material tecnológico, dinero en efectivo, diverso mobiliario e incluso dos remolques y una caravana según informaba la propia Guardia Civil. Aunque por suerte la mayor parte de este material ha sido recuperado y devuelto a sus propietarios. Aunque el susto y los desperfectos si que han sido parte de estos robos, en los que ambos autores no dudaban en romper puertas y ventanas para lograr acceder al interior de las viviendas, y cumplir con su objetivo, sin ser además organizados en cuanto a horarios, y ubicaciones. Y siendo además muy confiados en sus acciones, ya que incluso durante los robos se tomaban su tiempo para consumir alguna bebida refrigerada en el propio domicilio.

Por lo que los agentes de la Guardia Civil de Chiclana se habrían empleado a fondo durante varias semanas, con el apoyo también de la Guardia Civil de Conil, para realizar inspecciones oculares y visionar cámaras de seguridad, hasta lograr centrar su atención en dos personas. Un vecino de Conil de 38 años y otro de Chiclana de 35 años. Ambos viejos conocidos de los agentes por numerosas causas similares. Y acusados de ser los presuntos autores de seis de los doce delitos, cada uno, siendo motivo más que suficiente para decretar su ingreso en prisión y devolver de momento la tranquilidad a los vecinos que durante los últimos meses, vivían con la incertidumbre de no saber qué podría ocurrir en sus hogares.

About the Author: Raquel

Leave A Comment

También te podrían interesar estas noticias: